Blog posts

A la deriva

A la deriva

Notas

El Mercosur va sin rumbo, a un lugar que nadie sabe cuál es. Brasil, Paraguay y Uruguay pretenden un Mercosur “flexible”, mientras que Argentina se aferra a las viejas fórmulas del siglo XX, alegando que la crisis mundial más la eventual apertura de los mercados puede implicar un golpe casi mortal a la economía conjunta del bloque regional.

Jair Bolsonaro, Mario Abdo Benítez y Luis Lacalle Pou tienen una mirada ideológica diferente que Alberto Fernández, y esos matices han puesto al Mercosur rumbo a la deriva. Los presidentes de Brasil, Paraguay y Uruguay creen que la crisis global se supera con mayor apertura. El jefe de Estado argentino considera que primero hay que fortalecer el mercado interno y después sellar acuerdos bilaterales con países que producen mejor y más barato.

Estos contrastes ideológicos colocan al Mercosur en una incertidumbre institucional que reduce su valor geopolítico a un foro testimonial sin peso ni programa a futuro. Además, las relaciones entre Bolsonaro y Fernández son inexistentes, y la situación política en Venezuela y Bolivia profundiza las diferencias internas.

El Mercosur es un proyecto común de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay que navega rumbo a su agonía. El viaje puede durar años, hasta llegar a su final. Hoy no existe la voluntad política para cambiar su destino y ponerlo rumbo al siglo XXI.